Follow by Email

lunes, 14 de noviembre de 2016

FAMILIA?


Todavia no elegí el título de este sinceramiento, porque no se de que escribir, tengo muchos temas: mi dieta, el colesterol, prediabetes, la muerte y el matrimonio.

Creo que hoy el que me "pegó" mas fue el de la muerte de un tío segundo mio, primo de mi madre. Abogado, casado, con 4 hijos sacados de un modelo de Barbie y Ken, me acaban de avisar que murió de cancer así como mi mama, el hermano de mi mama, mi abuelo, y todos los hermanos de mi abuelo.

Aquí puedo hablar de dos temas: la relación con la familia de sangre o el tema del cáncer.

Como el tema de cáncer me tiene harta, porque para donde veo todos tienen cáncer, prefiero en este momento escribir sobre la familia.

Bueno, familia... Por parte de madre, un familión, mi madre tenia cerca de 11 tíos, los cuales eran todos tíos segundos míos, y sumen la prole: 3 hijos por cada uno, llenamos un pueblo!!!! jajajaja

Ahora, resulta, que cuando crecí, en mi vida no tuve relación con esos tíos y esos primos: la típica familia de miércoles que por tener el mismo apellido nos atamos entre nosotros una suerte de esposas con las cuales debemos permanecer unidos (esto significa una visita al año y yo sintiéndome en casa de desconocidos). Nunca jugué con ellos, y lo peor de todo!!!!!!!!!! NUNCA ME INVITARON A UN CUMPLEAÑOS!!!!!! La gran siete! Eso no es familia! La navidad ni siquiera una tarjetita, un regalito, nada!!!!

Por lo tanto, éramos un grupo de personas que compartíamos el apellido y alguno genes de nuestro ADN (el de cáncer en los hombres seguro).

Ahora, este personaje que falleció de cáncer de protasta y luego hizo metástasis no se por donde, que nunca en mi vida me dio corte, que incluso quería comenzarme un juicio, se le ocurre morirse hace unos días y yo tengo que ponerme triste??? Naaaahhh. BASTA DE HIPOCRESÍA. Yo, siendo la OVEJA NEGRA de la familia (la 3/4 partes esta muerta), una vez que me avisa una prima, que aún no entiendo si es prima mía o de mamá o que caranchos, me llama re angustiada avisándome que murió este ilustre ciudadano. Cuál sería mi reaccion al respecto? Vestime de negro, ir a dar las condolencias, ir al entierro y hablar de estupideces con gente que no influye en mi vida. Eso es lo esperable para cualquier miembro de esta sociedad. Mi respuesta? Estaba almorzando, me avisaron, le escribi a mi primo hermano avisándole, seguí almorzando y viendo mi programa de chimentos.

Lamento ser tan fría, pero lo único seguro que tenemos en esta vida es que nos vamos a morir, en qué condiciones? las elegimos nosotros. El tipo se dedico a joder a la gente con sus juicios y recursos judiciales y amasó fortunas porque se casó con una sra de alta sociedad. Y bueno, disfruto el dinero, "crio" a sus hijos (porque como yo siempre digo, son de plástico) y la sra quedo forrada de dinero. Lo que sufrió o no en su enfermedad, problema de él con su cuerpo y de su relación con el mundo.

La verdad es que no siento lástima, ni unas ganas arrebatadas de salir a dar el pésame, mi vida continúa, y bastante cosas tengo que hacer como para andar deambulando por funerarias con el lote de tíos muertos. Cada uno construye su familia como quiere o puede, esos van a estar con el cuerpo que queda porque su alma se fue, aunque me parece que pasará mucho tiempo en el purgatorio...

Ojo, no hablo desde el rencor ni nada, solo desde un hecho social, de como uno vive la desaparición física de una persona. Obvio que uno debe darle a la gente lo que quiere oir: pobre, que lástima, como estarán los familiares y toda la sarta diplomática de estupideces.

Les leo el futuro: la esposa llorara 6 meses, luego conoce otro sr de sociedad y sácate, nos olvidamos del muerto. Y los hijos, la mayoría abogados, sacando sus dientes de drácula para hacer la repartija, y el muerto en el cajón...

Se ha producido un error en este gadget.